Deporte y empresa

140811 Motonáutica para blog

Trabajo en equipo, liderazgo, hábitos saludables, éxito, cultura del esfuerzo… Estos son algunos de los valores que transmite el deporte, con los cuales a toda empresa le gustaría que se le asociara. De ahí la rentabilidad de patrocinar eventos, clubes y deportistas. Según ‘InfoAdex’, en todo el país la inversión en patrocinio deportivo sumó el pasado año 315 millones de euros. Y, por poner dos ejemplos, la FIFA recaudó 1.400 millones de dólares de sus 20 principales patrocinadores durante la Copa del Mundo de Brasil y 40 millones de euros destina el Banco Santander a financiar a la escudería Ferrari de Fórmula 1 (datos del diario El País).

Estas empresas no lo hacen porque les sobre el dinero: el patrocinio deportivo es una potente herramienta de comunicación que permite vincular emocionalmente a los públicos de la marca-sponsor con los valores positivos del club o evento al que se apoya, es decir, con la vida sana. Volviendo al Santander, el banco asegura que obtiene 5 euros de retorno por cada uno invertido. ¿No está mal?

A mí me sorprende que las empresas almerienses, en muchas ocasiones, prefieran invertir en acciones más peregrinas, mientras los clubes, eventos y deportistas están peleando euro a euro en busca de la entidad que permita desarrollar su actividad, la mayoría de las ocasiones centrada en el deporte base. Y no vale la excusa de falta de dinero. Siempre hay una acción deportiva que se ajusta a las necesidades sociales y económicas de cada empresa. Lógicamente, no todos pueden apoyar a la UD Almería (que también lo requiere). También existen escuelas, asociaciones, clubes de barrio, etc. que buscan un sponsor y lo ofrecen por muy poco dinero.

Eso sí, para obtener mayor rendimiento es necesario activar el patrocinio, es decir, no vale sólo con realizar una aportación económica y esperar resultados con los brazos cruzados. Se debe desarrollar una campaña de comunicación alrededor del sponsor: difundirlo externa e internamente, fomentar el sentimiento de pertenencia de los empleados, invitar a la competición a nuestros clientes, favorecer encuentros de los jugadores con nuestros fans en medios sociales, etc. y, la mejor práctica, elaborar un ‘storytelling’ (una historia) alrededor del patrocinio, que vincule la experiencia de nuestra marca con el deporte que se apoya.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s