Ilusionar, emocionar, recomendar

160206 Foto 2 Manuel Carrasco OK

Una actividad cultural no puede circunscribirse únicamente al momento de su celebración. Previamente, tiene que ilusionar al aficionado con el fin de que le genere el deseo de asistir y compartir la vivencia con sus amigos. Durante el evento, el público debe experimentar la emoción de la marca. Y, posteriormente, hay que fomentar el recuerdo positivo entre los espectadores, de cara a fidelizarlos y para que recomienden la actividad. El objetivo debe ser la construcción creativa de una lovebrand.

Y es que el mundo de la cultura es uno de los sectores donde mejor se visualiza el fenómeno fan. Por eso, el plan de comunicación debe basarse en la generación de experiencias, con el fin de que los públicos puedan vivir con intensidad la relación con el artista, músico, escritor, espectáculo, concierto, museo, etc. con el que se identifican.

Al desarrollar las acciones de comunicación, debemos utilizar los nuevos canales y herramientas que facilitan la creatividad, promueven la conversación y a través de los cuales se emociona al fan, entre otros, cocreación, storytelling, marketing de experiencias, Branded Content, redes sociales y blogs. Ilusionar, emocionar y recomendar para satisfacer las expectativas de los públicos y cimentar una reputación excelente de los organizadores y patrocinadores.

(Publicado en la Revista Profesiones)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s