Diez consejos para ser viral con #MartyMcfly

Hoy todo gira alrededor de #MartyMcfly, el protagonista de la película #Regresoalfuturo2, que en la máquina del tiempo ‘Delorean’ programó que le enviaran al 21 de octubre de 2015. Las marcas están aprovechando este hashtag para participar activamente en la conversación en las redes sociales y, de esta manera, reforzar su reputación. Desde @Iberia al @Defensagob, pasando por @Policia o @Pepsi. Utilizar una efemérides para generar una experiencia de marca y emocionar a los públicos es una técnica de comunicación muy interesante.

Aquí os dejo algunas claves para no morir en el intento:

1-Anticípate al calendario: Debes planificar con tiempo. Mira el calendario para saber qué se celebrará en próximas fechas y decidir la que armoniza con los valores de tu marca (festividades, aniversario de un evento, evento social, cultural, deportivo, etc.). Debes apostar por una efemérides que genere un fenómeno fan, como es el caso de #Regresoalfuturo.

2-Estrategia: Siempre hay que disponer de una estrategia, con sus objetivos, acciones, calendario y medición. El éxito social no es fruto de la improvisación de un día, sino el resultado de la planificación estratégica.

3-Medios sociales: Si se quieren obtener buenos resultados, las redes sociales son el eje central alrededor del cual debe girar la campaña. Se complementará el plan de acción con una web, blog, relaciones con influencers, publicidad… pero lo más importante es que tenga impacto en los medios sociales.

4-Sé creativo: La clave para emocionar y ser viral es la creatividad. Prepara un buen vídeo, infografía… un material que realmente sea atractivo visualmente.

5-Apela a la nostalgia: El recuerdo de tiempos pasados que nos han emocionado funciona muy bien. Aprovéchalo.

6-Sé atrevido: Seguramente el día de la efemérides, como es del caso de #Regresoalfuturo, haya una saturación de contenidos. En una sociedad que se mueve con rapidez en búsqueda del impacto viral, es básico sorprender para que decidan compartir la información. Por eso, hay que ser atrevido. Te recuerdo que en las redes sociales dejamos en manos de los públicos el control de la marca. Un riesgo apasionante y que merece la pena vivir.

7-Street marketing: Complementa las acciones de comunicación online con un evento de street marketing, que genere expectación y permita después compartirlo en los medios sociales.

8-Contenidos realmente interesantes: Lo que publiques debe ser interesante. Si no es así, mejor no emprender esta acción.

9-Sé auténtico: El objetivo es participar de manera activa en la conversación para emocionar y reforzar la reputación. Si la efemérides no se ajusta a los valores de la marca o no tenemos nada que contar, mejor estarnos quietos. Hay que ser atrevidos, pero no oportunistas, pues se nos puede volver en contra como un boomerang.

10-Disfruta: Se trata de una herramienta muy divertida para todo el equipo. Disfruta y logra que tus públicos lo pasen igual de bien con tu marca.

Anuncios

Comunicación Transmedia

Comunicación Transmedia es “contar una historia, con el uso de diferentes canales y la participación del público”. Esta definición de mi admirado Diego Rivera, que ha impartido un taller en Dircom Andalucía (@DircomAND), define a las claras esta nueva tendencia en comunicación. Uso de varias ventanas (televisión, redes sociales, móviles, eventos…) para profundizar en el ‘storytelling’, y lo que es más importante, con la cocreación de los usuarios. Es una de las formas más creativas y originales para convertir a tus grupos de interés en fans.

Un ejemplo seguro que ilustra mejor el concepto: estás viendo una serie en la televisión, compartes tus opiniones en las redes sociales con un hashtag específico (segundo canal, donde ya empiezas a participar) y, a través de una aplicación móvil te envían, durante los anuncios, una novedad que te permitirá profundizar en la historia (tercer canal).

Se trata de un gran oportunidad para las marcas, pues resulta muy útil para activar la participación, que no olvidemos es clave para generar un vínculo emocional con tus públicos. A la hora de aplicar esta nueva tendencia, el camino empieza, como todo en comunicación, con la estrategia. Antes de lanzarse al vacío hay que pensar qué objetivos tenemos y definir nuestros públicos. A partir de ahí el eje angular será la historia de nuestra marca, un ‘storytelling’ auténtico y honesto, donde lo que cuento coincida con lo que hago en el día a día de la organización. Y esta narración debe desarrollarse de forma creativa y original.

Las marcas que quieran incorporar la comunicación transmedia han de tener en cuenta que también implica máxima transparencia y, en algún momento, pérdida del control, que se cede a los usuarios que participan en la construcción de la historia de la marca. Y aquí viene otro ejemplo para ilustrar esta tendencia: El director Tim Burton ideó una exposición en Madrid de los muñecos, maquetas y entresijos del rodaje de su película ‘Frankenweenie’, previamente al estreno cinematográfico, con el objetivo de que los propios visitantes promocionasen la película de forma viral a través de sus comentarios en las redes sociales. Una idea genial.

La comunicación transmedia se puede utilizar en todos los sectores y públicos, tanto en comunicación con el consumidor (B2C) como en las relaciones de las empresas con otras empresas (B2B). Estrategia, historia, creatividad, cocreación, canales, y, para terminar, monitorización de los resultados.

Una apasionante historia de nuestra marca a través de la comunicación transmedia. ¿Te atreves?

 

La vida es chula

No quiero apropiarme del eslogan de http://www.desigual.com Todo lo contrario. Me gustaría ponerlo como ejemplo de creatividad utilizada para favorecer la comunicación con sus grupos de interés, fomentar la viralidad en las redes sociales y potenciar la reputación de la marca. El éxito: un mensaje positivo, “la vida es chula”, un vídeo con ritmo y un eslogan atrevido #hazloporlamañana. Genial!!!. Lo dicho, a pesar de la que está cayendo, ¡la vida es chula!  

 

Creatividad

Ante la avalancha de imágenes que invaden a diario la vista de los ciudadanos, el único camino que tiene una organización para visualizar los valores que la diferencian es la creatividad. Pero ésta va más allá de la mera aportación de cuatro ideas ingeniosas para la fiesta de Navidad. Para ser creativos se necesitan dos cosas: valentía e ideas. Así de sencillo y complejo.

Sobre el papel, todo el mundo quiere ser original, sorprender, atraer el interés de los demás, pero a la hora de poner las ideas en práctica les llega el pánico y acaban desarrollando planteamientos convencionales que ya no atraen al actual consumidor, muy informado, crítico, con conocimientos de marketing y que no está dispuesto a perder el tiempo ante historias que no le interesan.

En nuestra agencia hemos llegado a crear un “Cuaderno de ideas que no pudieron ser, y merecen ver la luz”. Proyectos para nosotros geniales, pero que han chocado con la pared de la excesiva prudencia. La creatividad, hoy en día, es la mejor manera de generar una experiencia al consumidor, para que viva las virtudes de nuestra marca, las disfrute, y se convierta en un fan que nos recomiende.

Por eso, les recomiendo que, en estos tiempos difíciles, arriesguen a la hora de promocionar su marca. Primero, internamente, transmitiendo la nueva cultura a todos los empleados. Una vez conseguida esta mentalización colectiva en la empresa, es el momento de plantear ideas que, acordes con nuestra cultura corporativa, puedan trasladarse a las acciones de comunicación (eventos internos y externos, marketing, publicidad, redes sociales, etc.).

Y les digo una cosa: la creatividad genera negocio. El ejemplo más claro es Starbucks (www.starbucks.es) que, en un país cafetero como España, triunfa como un lugar acogedor de encuentro. O Coca-Cola, que ha creado el www.institutodelafelicidad.com Y así podríamos seguir.

Por último, cuando se habla de creatividad siempre nos encontramos con el temor a un excesivo gasto. La creatividad, con dinero, evidentemente genera espectacularidad, pero para desarrollar ideas creativas no es necesario vaciar la cartera. Sí se requiere un presupuesto, lógico, pero lo más importante es una gestión eficiente del mismo, una planificación.

Anímense y sean creativos. Además, es muy divertido.