Ara Malikian, el innovador rockero del violín

180728 Ara Malikian 8 Instagram 2

En un mundo donde gusta poner etiquetas Ara Malikian podría considerarse el rockero del violín, un artista que es capaz de pasar con facilidad de la música clásica al rock, del vals a la fanfarria de los Balcanes, de Jimi Hendrix a Mozart, de Led Zeppelin a Bach, y que congrega en una plaza de toros, como la de Almería, a más de 3.000 espectadores, que como auténticos fans, le jalean y disfrutan de su eléctrico concierto.

Pero su éxito va más allá de este concepto. Ara Malikian es un innovador que ha revolucionado la técnica del violín y ha sabido llevar la creatividad musical a su máxima expresión. Fruto de sus experiencias personales y talento artístico, ha conseguido aportarle espectáculo al violín, sin abandonar la esencia de la música clásica, y presentarlo con autenticidad. Porque otra de las claves de su éxito radica en el relato que transmite. Malikian tiene empatía con el público, y con su dulce voz, narra un storytelling en el que mezcla sus vivencias, algunas reales otras imaginarias, y que se convierten en el divertido hilo conductor del concierto.

180728 Ara Malikian 10 Instagram 1.jpg

Anoche tocó en Almería, ciudad con la que vive un idilio desde sus inicios, y en la que recibe un cariño especial desde que se instaló en España. Presentaba su campaña internacional ‘La Increíble Gira de Violín’, que le llevará por París, Londres, Beijing, Moscú, México, Buenos Aires, Santiago de Chile… Una de las grandes citas del Almería Summer Festival del Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería. Y volvió a triunfar.

La escenografía trasladó al público a los grandes recintos al siglo XVII español, con una cuidada decoración basada en los corrales de comedias característicos del Siglo de Oro. Así, el Corral de Comedias es el leitmotiv del violinista en esta creación, el hilo conductor que empasta todo el espectáculo, el lugar en el que Malikian desgranó su música.

Ara condujo con su maestría al espectador, acompañado de una imponente banda que va más allá de cualquier género, puesto que batería, guitarra, viola, violonchelo, contrabajo y percusiones indias son guiadas por el arco-batuta más increíble que el mundo ha conocido en los últimos tiempos. El inicio da idea del innovador planteamiento del carismático violinista: Un extenso tema en el que enlazó ‘Voodoo child’ de Jimi Hendrix con el ‘Requiem’ de Mozart y terminó con una composición propia. Habían pasado apenas diez minutos y el público ya estaba entregado.

Durante las dos horas de concierto, Ara Malikian va hilvanando un relato que parte del violín que en 1915 salvó la vida a su abuelo en el genocidio de Armenia, y trasladó a su padre, y que le permitió a Ara salir de Palestina rumbo a Europa: Alemania, y desde hace casi 20 años, en España. Anécdotas y aventuras, en unos monólogos con los que transmite su honestidad, simpatía y talento, y que sirven de introducción para la música, siempre llena de energía, con la que logra enamorar con la belleza sonora del violín.

180728 Ara Malikian 5.jpg

El ecléctico programa permitió disfrutar de danzas orientales, de clásicos como ‘La Campanella’ de su adorado Paganini, ‘Requiem’ de Mozart o un Aria de Bach, entre otros. También se llevó a su terreno temas de la cultura pop como ‘Life on Mars’ de David Bowie, ‘Paranoid Android’ de Radiohead o la canción ‘Miserlou’ de Dick Dale de la banda sonora de Pulp Fiction. En esta obra de arte musical también agregó creaciones propias donde demuestra que es un excelente compositor, y ahí se pueden enumerar, entre otros, el bello ‘Vals de Kairo’ dedicado a su hijo, ‘Broken Eggs’ y ‘Con mucha nata’ Danzas, clásicos y pop-rock tamizados por el talento de Ara Malikian en un potente espectáculo, que recibió los vítores y aplausos de sus fans almerienses.

Ara Malikian interpreta el violín como si llevara en sus manos una guitarra eléctrica y no para de moverse, saltar y bailar. En todo momento demuestra que es un maestro con un instrumento muy complejo, como es el violín, que traspasa fronteras y presenta en estadios y plazas de toros como un auténtico fenómeno de masas.

Para concluir fue capaz de unir una composición de Bach con la popular canción veraniega de ‘Los Pajaritos’, siempre con respecto y profesionalidad. Un violinista enamorado de España y que apasiona a todos los almerienses, y, además, no olvida sus orígenes dedicando un tema a los más de 65 millones de refugiados y desplazados del mundo. Grande Ara y la increíble historia de tu violín. 

180728 Ara Malikian 1.jpg

Anuncios

Melendi desnuda su alma a los almerienses, que se enamoran de sus letras y música

170827 foto 5 melendi

Era el décimo y último concierto del programa #AlmeríaEnFeria (cinco en el Parque de las Almadrabillas) y los demás en el Recinto del Ferial, y ésa es la nota sobresaliente que le puso el entregado público que anoche compartió velada con Ramón Melendi. Un extraordinario concierto, lleno de magia y emoción, en el que el cantante desnudó su alma a los almerienses y estos se enamoraron de sus letras y música. Haciendo caso a la petición del artista, los miles de asistentes miraron a los ojos a sus compañeros de viaje, y a partir de ahí juntos vivieron con intensidad esta experiencia musical y vital (Crónica que he realizado para el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería).

Pasadas las 10 de la noche, las enormes gafas que presidían el escenario se iluminaron y las lentes se dirigieron al público que saludó con grandes aplausos. A continuación, las doce pantallas se iluminaron y comenzaron a proyectarse mensajes: “Escucha a tu corazón / sólo eres el momento / ahora” y apareció Melendi para interpretar ‘Hijos del mal’, el primero de los 22 temas con los que compartió su vida y emociones.

170827 foto 3 melendi.jpg

Melendi contó que “el tiempo pasa y nos envuelve como un huracán y los momentos como un rayo se van” en el primer tema, “los sentimientos son como puñales” en la conocida ‘Piratas del bar Caribe’, que “no me gusta que la gente se dé por vencida” en ‘Flores de agua y plomo’, y que vive en “La calle de locos y soñadores” en la ‘Calle de la Pantomima’. Pero sobre todo, durante su actuación hizo una auténtica declaración al amor y al desamor, especialmente con la balada ‘Un amor tan grande’, donde expresó que “ella sabe cómo quererme / No tiene miedo de perderme / Ella me dice que el amor es algo que nunca perderé / Y que si intento verlo jamás lo encontraré”. Como se comprueba, las letras de Melendi no son superficiales: A veces se presentan divertidas, como en ‘De pequeño fui un coco’, otras se te clavan en el corazón, como ‘Cheque al portamor’, y también las hay vitalistas como ‘Cenizas en la eternidad’. Pero desde luego ninguna pasa desapercibida.

170827 foto 4 melendi.jpg

Musicalmente, Melendi se ha ido reinventando disco a disco, caracterizándose por una constante exploración de sonidos que van desde la rumba más bailable al pop melódico, con temas rockeros y otros con acento latino, pasando de la canción de autor hasta el más puro ejercicio interpretativo de ‘crooner’. Siempre con el denominador común de una personalidad fuerte y mediática, como transmitió en el concierto de anoche en #AlmeríaEnFeria. Sobre el escenario estuvo acompañado por un conjunto de músicos de gran calidad, donde predominó el sonido de las guitarras.

Nuevas canciones para Almería

Siete fueron los temas de su nuevo disco ‘Quítate las gafas que quiso enseñar a su público fiel. Arrancó con ‘Hijos del mal’, en la tercera entrada ya incorporó ‘Existen los ángeles’ y en la séptima, ‘Flores de agua y plomo’. En el tramo central del concierto interpretó las canciones ‘Destino o casualidad’, ‘Desde que estamos juntos’ y ‘Un amor tan grande’. Y cerró una noche mágica con el tema ‘Yo me veo contigo’, que cuenta su recorrido vital desde su nacimiento en 1979 a la actualidad.

Junto a ellos, himnos por todos conocidos y coreados por los miles de fans, que crearon un ambientazo en el Recinto de Conciertos de #AlmeriaEnFeria. Además de las ya mencionadas, en la primera mitad, compartió las rumbas ‘Un violinista en tu tejado’ y ‘Con la luna llena’, el pop melódico de ‘Como una vela’, la balada ‘Como una vela’ y uno de sus mayores éxitos, ‘Caminando por la vida’.

En la segunda parte se escucharon las baladas ‘Con sólo una sonrisa’, ‘La promesa’ y ‘Tu jardín con enanitos’, y el público no paró de saltar, aplaudir, cantar y bailar con ‘Hablando en plata’, ‘Lagrimas desordenadas’ y ‘Tocado y hundido’,

170827 foto 1 melendi.jpg

El concierto de Melendi fue una declaración al amor y al desamor, a luchar como guerreros para superar las piedras que pone la vida, a la vitalidad del ahora. También, a disfrutar con la música auténtica de un cantautor con personalidad, un trovador de la rumba y el pop, que abrió su alma a los almerienses y estos se enamoraron de sus letras y música. Hasta los fuegos artificiales por la despedida de la Feria, que se visualizaban en el horizonte, por encima del mar, se sumaron a la cita para poner el broche de oro a la Feria Musical de Almería.

 

Los almerienses, locos por aplaudir las canciones de Raphael en el estreno de su gira mundial

170422 Foto 4 Raphael.jpg

Toda marca busca ser una lovebrand seguida incondicionalmente por sus fans, los cuales desean con intensidad vivir la experiencia de pertenecer a la comunidad de dicha marca. Raphael es una lovebrand. Los ‘rafaelistas’ le adoran, acompañan allá donde da un concierto y se entregan desde el primer instante. De esta manera, el Auditorio Maestro Padilla agotó las entradas de anoche y lo hará hoy también para ver el estreno en Almería de la nueva gira mundial de Raphael, ‘Loco por cantar’, donde el público se volvió loco por aplaudir cada uno de los temas de este clásico, ahora arropado por el movimiento indie. Este icono de la canción española recibió anoche los primeros vítores de la larga lista de reconocimientos que seguro le proporcionarán en cada escala de su tour. Desde el primer tema, ‘Infinitos bailes’, título también del disco, los asistentes no han parado de aclamar a su amado @RaphaelArtista.

El concierto, extenso como es habitual en el cantante, ha permitido disfrutar de los temas compuestos por la nueva generación de creadores, a la vez que escuchar las canciones que han acompañado a lo largo de su dilatada carrera musical al veterano cantante. En el mundo anglosajón es algo habitual, pero en España, tan dados a jubilar a los artistas en cuanto podemos, Raphael es un ‘rara avis’ que continúa emocionando con sus temas, su portentosa voz y su dominio de la escena.

El directo en esta ocasión ha tenido un ritmo más guitarrero, propio del nuevo estilo de ‘Infinitos bailes’, sin perder la esencia de sus melodías. Pero por encima de artificios, Raphael brilla por su voz maravillosa, que sabe moldear y a la que proporciona la tesitura adecuada a cada canción. Impresiona cómo la mantiene intacta desde el primero al último tema, sin necesidad de apoyarse en un coro. Un instrumento perfectamente afinado, y que, como el vino, cada vez sabe mejor.

170422 Foto 3 Raphael.jpg

Su presencia en el Auditorio Maestro Padilla, dentro del programa Primavera Cultural del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería, ha sido como siempre de riguroso negro, esta vez vestido con un moderno abrigo de piel. Rodeado de un amplio grupo de excelentes músicos, guitarras, bajo, batería, percusión y teclado, y apoyado en proyecciones en tres grandes pantallas y una potente iluminación, Raphael ha manejado a la perfección la escena, dibujando con sus manos cada estrofa, dejando espacio para los aplausos, los silencios y los reconocimientos. Un animal sobre el escenario.

Feliz se le veía y agradecido de seguir ofreciendo sus canciones. El primero de sus clásicos en aparecer ha sido ‘Mi gran noche’, y ha continuado con ‘Provocación’, ‘Yo sigo siendo aquel’, ‘Detenedla ya’ o ‘Como yo te amo’. Junto a ellas, las del nuevo disco, compuestas por @_danielmartin_, @IzalMusic, @ManuelCarrasco_ o @Bunburyoficial, hasta completar un repertorio de nada menos que 41 canciones.

Raphael es un clásico que sabe reinventarse constantemente y ahora, a sus 73 años, se ha arropado del movimiento indie. Un artista siempre eterno del que los almerienses hemos tenido el privilegio de escuchar en el estreno de la nueva gira mundial. Como se afirma en el tema que cerró la nohe, ‘Como yo te amo’, es lo que han sentido todos los que han llenado hasta la bandera el Auditorio Maestro Padilla. Locos por oír cantar y aplaudir a Raphael.

_DSC3067 [1280x768].jpg

María Pagés une belleza estética y técnica para emocionar con ‘Óyeme con los ojos’

Pagés respira arte. María transpira flamenco. Y sobre el escenario del Auditorio Maestro Padilla, @MaríaPagés_ inspiró anoche un ejercicio de belleza técnica y estética, en el que desplegó su personalidad y sensibilidad, y compartió con el público el emocionante espectáculo ‘Óyeme con los ojos’, acompañado de un coro de ‘olés’ procedente del patio de butacas durante su creación y con intensos aplausos en la despedida.

Un cuadrado remarcado en el suelo es la frontera sobre la cual María Pagés despliega la cuidada coreografía. Sola ante su público, pero realmente acompañada por todos los asistentes, disfrutando de cada movimiento, anoche en la nueva actividad del programa ‘Otoño Cultural’ del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería. En este monólogo al baile se rodea de seis músicos: chelo, violín, guitarra, voces y palmas, con los que dibuja bellas estampas. Porque el flamenco está evolucionando con artistas como María Pagés y ha pasado de unas austeras silla, guitarra y baile a dedicar a la escenografía la importancia que se merece.

161021-foto-7-maria-pages

En ‘Óyeme con los ojos’, la artista no solo desarrolla el baile, sino que ha sido la responsable de la dirección y coreografía de un espectáculo con una cuidada estampa, jalonada de detalles, y en el que juega con el blanco, negro, rojo y, sobre todo, con las luces, para crear una atmósfera ideal para narrar la vida e inquietudes de una mujer marcada por el baile y la coreografía, como vocación y profesión.

El nombre de la obra está recogido del poema ‘Sentimientos de ausente’ de Sor Juana Inés de la Cruz, y Pagés lo plasma con escenas dramatúrgicamente muy marcadas en la coreografía y en la música.

Sobre el escenario del Auditorio Maestro Padilla, María Pagés se muestra innovadora en las coreografías, atrevida en la técnica, poesía y arte al mover los vestidos, emoción en las manos. Es, de nuevo, una de las protagonistas del baile flamenco contemporáneo.

Los galardones que ha ido recibiendo en su vida, Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, Premio Nacional de Danza, Medalla de Andalucía, ocho Premios Giraldillo de la Bienal de Arte Flamenco…, son fruto de un trabajo intenso y una mente innovadora, para crear coreografías que modernizan el baile flamenco, sin perder la esencia, y que son capaces de atraer las miradas de todo el mundo.

La obra muestra a una artista que sabe expresar con pies, cuerpo y manos cada uno de los sentimientos de la protagonista. Vestida de negro, rojo… Y acompañada por Ana Ramón y Juan de Mairena al cante; José Barrios, acompañamiento y palmas; Rubén Levaniegos a la guitarra; Sergio Menem con el violonchelo; y David Moñiz con el violín.

El montaje, intenso, tiene momentos para el humor cuando la propia María se lanza a cantar y bailar con los músicos en una conversación propia de parada de autobús. ‘Ay qué caló’. Muy divertido.

Y, como colofón, un mensaje optimista que la artista repite y comparte con el público, parafraseando al poeta José Agustín Goytisolo: “La vida es bella, ya verás como a pesar de los pesares, tendrás amigos, tendrás amor”. María Pagés, genio y figura, es la expresión viva del arte al baile flamenco. Siempre en continua evolución. Olé.